Publicado: 9 de Abril de 2016

Los ojos están hechos para ver con luz, pero no para mirar la luz.
El tratamiento CSR está especialmente indicado para protegernos de las principales fuentes emisoras de luz artificial, como son: Ordenadores, televisores, tablets, luces led, videoconsolas, ...

Las lentes con CSR proporcionan dos tipos de protección frente la fototoxicidad de la luz:

• A corto plazo FUNCIONAL, proporcionando inmediatamente una mejora del contraste, menos fatiga visual y una mejora de la profundidad espacial y de la seguridad. Además de reducir la sensibilidad al deslumbramiento.

• A largo plazo ESTRUCTURAL porque absorbe la luz dañina para la retina, reduce el proceso neurodegenerativo en el sistema visual y protege la retina de la CEGUERA EVITABLE.

Cada uno de nosotros tiene un estilo de vida, unos hábitos, unas aficiones y unos hobbies diferentes, por eso existen niveles de protección CSR diferentes.